4 de julio de 2017 “XXI Congreso Confederal Ordinario”
“XIV Congreso Confederal Extraordinario”

ABRIR PDF
Buenos Aires, 10 de julio de 2017
En medio de una situación social cada vez más preocupante, el poder judicial acompañado por un ejército de gendarmes, allanó e intervino SIVENDIA, desplazando la conducción gremial encabezada por el compañero Omar Plaini. Pocos días antes, desde el gobierno hubo un nuevo embate contra los derechos laborales poniéndole el mote de "mafiosos" a los abogados de los sindicatos. Estamos presenciando la segunda etapa de profundización de una política liberal que arruina y obliga al cierre de cientos de pequeños comercios o empresas, que deja sin trabajo a miles de argentinos, sumergiendo a millones en la pobreza o en la indigencia. La baja sistemática de salarios poniéndole techo a las paritarias, la "sugerencia" de que hay que abrir los convenios colectivos por "obsoletos" y el avance para imponer la flexibilidad laboral, pretenden conculcar los derechos y conquistas históricas de los trabajadores. La convivencia pacífica y democrática está amenazada por la represión de la protesta callejera ante el recorte de subsidios a discapacitados o los destinados a fomentar el estudio, ajuste salvaje que afecta a los jóvenes cuyo futuro es cada día más incierto. Qué decir de la grave situación de nuestros jubilados, alcanzados por la suba escandalosa de medicamentos y la reducción de prestaciones? La inseguridad cada vez mayor y la incapacidad para combatir el narcotráfico, sumen a la sociedad en un escenario de impotencia y temor. Las organizaciones que integramos COSITMECOS sostenemos que sólo la unidad del movimiento obrero argentino pondrá freno a la transferencia de más riqueza a las arcas de los llamados "dueños de la Argentina", privilegiando a una minoría sobre los intereses del pueblo. Este panorama ya lo vivimos en nuestro país. Solo la resistencia organizada y contundente nos permitirá evitar la destrucción total del estado de bienestar. No hay nada más que esperar.